¿Sueles lavar las ventanas con un rollo de toallas de papel? Stop: olvida la toalla de papel (no muy ecológica, ni económica si se usan toneladas de ella), y prefiere en su lugar: periódico arrugado: a menudo lo ignoramos, pero el efecto limpiador de la tinta de impresión puede hacer milagros de brillo en las ventanas. Este truco de la abuela para limpiar ventanas es muy utilizado por los entusiastas del sistema D y de la limpieza inteligente. También es una gran oportunidad para reciclar sus viejos periódicos… en la casa… Un paño de microfibra (o dos, o tres, dependiendo de la superficie de vidrio): la composición de fibra apretada del paño de microfibra lo convierte en una herramienta perfecta para limpiar y secar ventanas. Una escobilla de goma o un humectador: la herramienta preferida de los limpiadores de ventanas profesionales está garantizada para estar libre de peladuras y sin (demasiado) esfuerzo. Perfecto para quitar las manchas de las ventanas grandes… ¡sin sentir que estás trabajando demasiado!