Descubre los sonidos y los colores. Esta es la edad de los sonajeros: grandes con un gran mango porque un bebé tiene dificultad para agarrar; con bolas o campanas de colores El niño debe tener tiempo para estos juegos libres y espontáneos, sin tener que estar permanentemente ocupado con actividades que pueden parecer más útiles o con juguetes sofisticados; para masticar para aliviar las encías; con una cadena que se puede sujetar a la cuna o al cochecito, etc. También puedes colgar los animales de la cama; elige los de goma o tela, para que sean lavables, porque pronto tu bebé se los pondrá en la boca. También puedes colgar un móvil, a tu bebé le gustan las cosas que se mueven. Notarán que ya a esta edad, el niño puede diferenciar entre lo duro y lo blando, entre una muñeca de trapo y un sonajero de plástico.